Archivo mensual: septiembre 2006

Surcando los cielos

 
                                                  SURCANDO LOS CIELOS
 Hoy que vuelas hacia mi, gaviota herida,
se que traes entre tus alas lo que anhelo,
y aun golpeada es tu vuelo altanero
por saber que con ello me das vida.
 
El batir de tus extremos hace alzarse
mi corazón, en la cresta de las olas
se que me has visto llorar estando a solas
vi la señal en tus plumas al mojarse.
 
Yo que fui estela en el mar sobre el ocaso
tu por encima de mi caricia suave
me quebrantó la quietud aquella nave
que se llevo mi esperanza tras su paso.   
Anuncios

La vida es un sueño

 
               La vida es un sueño
Es un sueño la vida, que dura solo hasta un punto,
cuando de él se despierta, todo es vanidad y humo.
Un sueño largo y profundo, que durara hasta la muerte,
tú soñarías con mi amor, yo soñaría con el tuyo.
Tú prestas nueva vida, a un corazón ya muerto,
tú creces en mi vida, como en la tormenta el viento.
En las largas noches de invierno, busco a solas tu recuerdo,
cae la lluvia con son eterno, mientras te veo como leve sueño.
Triste cosa es el  sueño, pues el llanto nos arranca,
mas tengo en mi tristeza una alegría,
pues sé que aún me quedan lágrimas.
Tú prestas nueva vida, a un corazón ya muerto,
mi alma está perdida, si a mi lado no te tengo.                                                                                                

…y cada día cuenta!!

       

         Hoy no se de prosa ni poesía, hoy están veladas las palabras, hoy tan solo te echo de menos, te echo tanto de menos, que hasta me duele el pecho cuando respiro, me oprime este silencio, la garganta esta extenuada de retener el llanto, es un día extraño el de hoy.

         Será así, siempre será así, lo acepte consciente de lo que hacía, de que así era el trato.

         Pero hay días, como hoy, que me duele tanto esta lejanía…

Tu falta

 
 

            Se ha suspendido el reloj de mis días, el tiempo ha dejado de hostigarme y circulo en el espacio obsesionada por la obligación de cumplir con los compromisos.

            Sin voluntad, he perdido la percepción del escenario en el que participo y camino con un foco en mis ojos que no me deja ver nada de lo que ocurre a mi alrededor y que me mantiene deslumbrada y seducida por esa sensación de inexistencia.

            Yo, cansancio que demanda nueva savia, tu la noche que me llenará de sueños, imprimiendo en mis labios la quietud de tu entereza, procurándome en tu aliento el estimulo que active mi pulso y me saque de este letargo invernal en el que me sume tu falta.

Viento!!

 
 
Dia de viento…
                            Siento hoy mas que nunca las caricias del viento, mi cuerpo ardiente lo disfruta concentrando las sensaciones en su roce, en su soplo; de lejos me llegan tus palabras y mi corazón revuelve mi ser, mis entrañas mismas protestan, arañando mi emociones, esas que tengo aquietadas evitando a los pensamientos… pero el viento, suave, lleno de aromas y palabras que revolotean en mis oídos, te transportan de nuevo a mi lado, cerrados mis ojos porque no quiero verte, ahora tu imagen me daña…porque tanto la deseo que esta mordaza que el entorno nos impone me deja sin aire, si savia, sin nada.
                           Este viento que parece hoy no tener fin, al que busco aunque no quiera, porque al acariciar mi piel, me adormece en el ensueño de que tus manos me sedan.

Otro dia

 
 OTRO DIA…¿OTRA PERSPECTIVA NUEVA?
 
                    Hoy ha terminado el día sin novedad, he bajado hasta el mar y he perdido mi mirada en él largamente, me sonreía complacido, queriendo jugar entre mis pies, pero yo sentía frió, un frió que me iba perturbando.

                    He sentido el horizonte mas lejano que nunca, mas infinito, abriendo un abismo en mi interior. El otoño confiere un nuevo y sobrenatural aspecto al paisaje marino.

                   Los pies se me hundían en la arena como si quisiera retenerme y yo buscaba lejos un sentimiento perdido.

                    El mar parecía impacientarse ante mi desinterés y lanzaba sus olas cada vez con mas arrojo hasta captar mi atención.

                   En el silencio, uno descubre nuevos sonidos, nuevos pensamientos, nuevos sentimientos, en el silencio interior además, a uno le crecen nuevas sombras…

                    En lo profundo de mi ser reconozco todo lo que me inquieta y lo que crece en mi, por eso el mar, siempre amable, alza sus brazos de espuma para recoger mis lágrimas.

 (Y te dije adiós con la mirada perdida, intentando despertar de un sueño que nunca tuve. )

Diario de Deli

 
                DESPEDIDA
Mira cómo mi dedo roza la punta de tu pecho
y me entierro la espina sin sangrar.
Con los ojos semiabiertos contemplo
embelesada tu piel exacta, sin alternativa.
Mi boca muda, palpitante, quiere derrochar
hasta su último grito de pasión
pero el silencio se atribuye la descarga
(si acaso un suspiro, un gimoteo
para saber que la vida nos circunda)
antes de sospechar el futuro amanecer,
cuando tu ausencia me queme las entrañas.