Archivo mensual: enero 2009

NO ES QUE MUERA DE AMOR MUERO DE TI

Lo cierto es que el vídeo en sí no fué lo que llegó hasta mí, sino ese hermoso poema tan bellamente declamado.

NO ES QUE MUERA DE AMOR MUERO DE TI
    

Anuncios

¡Presente!

 

¡PRESENTE!

Un día puede ser el fin… de una etapa, de una tormenta, de una celebración, de una vida.

Un día no habrá más cuentas, más balances, más remordimientos, mas sueños,¡más!.

A veces llamamos locos a los que viven el momento, disfrutan sin llorar el pasado y sin temer el futuro.

Quizás nos leyeron demasiadas veces el cuento de la cigarra y la hormiga, uno deseaba ser cigarra pero, era la cordura de la hormiga la que acaparaba el glorioso final.

Se extravía la mirada con un ojo en lo andado y otro, en lo que ha de venir, como Silvio apuntaba en una canción.

Qué mansa y profunda es la mirada de un niño, que solo disfruta de lo que ve, de lo que siente a cada momento, caprichoso de atesorar sensaciones para llenar sus instantes.

Con la alegre desfachatez de quien no sabe que el pasado existe, y que un día será esa maleta llena que cargamos a cada paso, estorbando el avance, entre el aturdimiento aun que le produce pensar que un día será grande como sus padres y la maravillosa caja de Pandora que se le abrirá cuando eso suceda.

"Recuerden, hoy es el día de mañana que tanto les preocupaba ayer" dice Dale Canegie.

Da un poco de vértigo saber que acertadamente es una tónica muy generalizada.

Vivir, y vivir hoy. Ayer ya pasó. Mañana, no ha llegado aún.

(¡¡¡Señor…que fácil resulta decirlo!!!)

MÍA Miguel Bosé – Armando Manzanero

 

AHORA LE HE COGIDO GUSTITO YO A ESO DE DISFRUTAR TAMBIÉN DE MUSIQUITA EN MI RINCONCITO

 

MÍA Miguel Bosé – Armando Manzanero
 

El sitio de mi recreo

 

UNA CANCIÓN IMPERECEDERA, COMO DICE MIGUEL EN ESTA VERSIÓN, LLENA DE MAGIA …(ME ENCANTA DEJARME HECHIZAR POR ELLA)  

ANTONIO VEGA con Miguel Bosé – El sitio de mi recreo
     

AMAME OTRA VEZ

 

ÁMAME OTRA VEZ  (Manuel Carrasco)

 

Le pregunte a tus zapatos a donde te llevaban
cansado no me dijeron ni media palabra
el otoño se marchó, detras se fueron tu ganas
y vivo sin tí y vivo sin mi y vivo sin nada.

La mañana no depierta porque no duermo en mi cama
mientras el reloj del corazon se para.

Amame otra vez, amame con fuerzas como ayer
dime que no es cierto por favor
dime que es mentira lo que siento adentro.
Amame sin mas, que el amor explota si no estás
se entristece el alma sin tus cosas
y ya no me aclaro, no soy nadie sin tu boca.

En la prision del dolor el ruiseñor ya no canta
enmudeció y tu te vas sin preguntar que le pasa
la primavera acabo con el verano y sus playas
y vivo sin tí y vivo sin mi y vivo sin nada.

La mañana no depierta porque no duermo en mi cama
mientras el reloj del corazon se para.

Amame otra vez, amame con fuerzas como ayer
dime que no es cierto por favor
dime que es mentira lo que siento adentro.
Amame sin mas, que el amor explota si no estas
se entristece el alma sin tus cosas
y ya no me aclaro no soy nadie sin tu boca.

Librame de este castigo
que derrumba los cimientos de mi alma
librame que necesito tu cariño
amame otra vez amor al alba.

Amame otra vez, amame con fuerzas como ayer
dime que no es cierto por favor
dime que es mentira lo que siento adentro.
Amame sin mas, que el amor explota si no estas
se entristece el alma sin tus cosas
y ya no me aclaro no soy nadie sin tu boca.

Un pensamiento

 

Volar, mirar más allá y desear alzar el vuelo en libertad. Sería más fácil si elevarse no implicara la posibilidad de precipitarse al vacío, y me paraliza el dolor.

 

Caer y no volver a levantarme. Por eso mantengo los pies en la tierra, aunque a veces los arrastre.

 

Tan solo sueño con volar. Y como alguien dijo una vez “la vida es sueño” y yo… no puedo dormirme sin soñar.

Escuchando “Contigo” de Sabina, uno de mis dos canallas favoritos, se me escapó algo así…

 

PODRÍA 

 

Podría ser sin ti,

si no te pienso.

Podría dormir sin ti,

si no irrumpieras en mis sueños.

Podría reír sin ti,

si no me doliera tanto tu ausencia.

Podría cantar sin ti,

si tu nombre no fuera el estribillo de mi canción.

Podría continuar donde estaba,

si el día en que nos cruzamos no existiera.

Podría dejar de lamentarme,

si el tiempo no pasara en vano.

Podría descansar en tu mirada,

si la vida nos brindara otra oportunidad.

Podría haber sido, y así estoy… deshojando, contra corriente, la margarita.