Archivo mensual: marzo 2009

Poetas

 

   El mar. La mar.
El mar. ¡Sólo la mar!

   ¿Por qué me trajiste, padre,
a la ciudad?

   ¿Por qué me desenterraste
del mar?

   En sueños, la marejada
me tira del corazón.
Se lo quisiera llevar.

   Padre, ¿por qué me trajiste 

acá?                      (Rafael Alberti)

Un poco de música

 

My All ( Mariah Carey)

 

Amor

Gacela tercera

Del amor desesperado

 

La noche no quiere venir

para que tú no vengas,

ni yo pueda ir.

 

Pero yo iré,

aunque un sol de alacranes me coma la sien.

 

Pero tú vendrás

con la lengua quemada por la lluvia de sal.

 

El día no quiere venir,

para que tú no vengas,

ni yo pueda ir.

 

Pero yo iré

entregando a los sapos mi mordido clavel.

 

Pero tú vendrás

por las turbias cloacas de la oscuridad.

 

Ni la noche ni el día quieren venir

para que por ti muera

y tú mueras por mi.                       (Federico García Lorca)

Cuéntame un cuento

 

                 ¿Verdades o mentiras?

Me encontré el amor, entregado, aguardando a que lo tomara entre mis brazos. Yo me acerqué vacilante sin reconocerlo y él, me sonrió con la más canalla de sus  sonrisas.

Dejé que su latido revistiera el espacio en el que mi corazón ya no latía. Y me llenó de risas cosquilleándome el alma.

Aunque sé que no debiera, me he acostumbrado a su presencia, tanto, que en ocasiones dejo que la desgana del desgaste diario lo relegue de nuevo.

Pero siempre consigue sorprenderme, pintar cualquier día de verde, o de rojo, o del color que desee, porque todos los tiene, ese amor los tiene todos.

Si cada día pudiera mirarme en ese amor nada más despedirse la noche, cada día… sería un nuevo renacimiento.

Cerrando los ojos

 

DESEOS

 

En lo que somos

por nuestras palabras,

en lo que estamos

por nuestra presencia,

en ese espacio que llena la esencia

que va matando toda indiferencia.

 

En los sonidos

que guardan las calles,

en esas huellas

que marcan caminos,

de los que quedan y los que perdimos

que forman parte de nuestros destinos.

 

En los que se rindieron

a la lluvia,

en los que renegaron

del conflicto,

la redención buscada de un convicto   

que triunfe la opinión no el veredicto.

 

En la mirada

franca de los niños,

en la muralla

firme ante las olas,

y las promesas de las caracolas

que en las tormentas nunca salen solas.

 

En la vacuna

contra la barbarie,

en que deje su esencia

la esperanza,                                 

y se mantenga nuestra confianza

que nos persigue y nunca nos alcanza.

 

Para ti…

 
 
HAY BESOS
 
Todo lo que espero de tu vida,  
es que me la regales por completo.  
Que trepes de mis pies a mi cabeza,  
que me quieras al revés…  
Cuentame verdades como puños,  
no me mientas para bien o para mal.  
Que me ruja aqui el oceano en el pecho,  
al averiguar si vienes o te vas,  
al averiguar si vienes o te vas.  
 
(Estribillo)  
Hay besos, que se dan tan por costumbre,  
que al final ya no se sabe si son costumbre  

o son besos pero los que tu me das,  
son besos, y solo besos,  
porque aunque tu no lo sepas  
te los robo cuando quiero,  
te los robo cuando quiero.  
 
Y que hacer con todo aquello con lo que no se da,  
y que hacer con los te quiero fabricados,  
dejar que se despeñen de los labios,  
o llenar con ellos pompas de jabón,  
o llenar con ellos pompas de jabón…  
 
(Estribillo)
Hay besos, que se dan tan por costumbre,  
que al final ya no se sabe si son costumbre  

o son besos pero los que tu me das,  
son besos, y solo besos,  
porque aunque tu no lo sepas  
te los robo cuando quiero,  
te los robo cuando quiero.   
(Revolver…21 gramos)

DE TUS SOMBRAS

DE TUS SOMBRAS

A contraluz,

trazo perfilado de la noche,

gana la luna tus sueños

mientras el mar

recoge tu reflejo.

 

Vas arrojando en cada ola

los trozos quebrados de tu fe.

Planean apenas

en la brisa que mece tu cabellos,

para deshacerse al fin

con el llanto.