Archivo mensual: agosto 2010

NO ES QUE ME QUEJE…

 

Después de tomar el café creo que me siento mejor, pero no mejora mi humor con el calor, soy más de frío, quizás el norte defina mucho esta desconsideración mía hacia temperaturas tan altas que me aletargan e irritan.

Cuando termino de distribuir tareas entre mis tres duendes para poder comenzar yo misma con las propias siempre caigo en cuenta que pasa ya el medio día. Los veranos cumpliendo obligaciones son un verdadero rollazo, sino, que se lo digan a mis tres reivindicativos compañeros de vida.

No es que estemos todo el día cumpliendo con los deberes necesarios para una convivencia en armonía, que también disfrutamos de las ventajas propias de esta estación que tantas opciones nos da para disfrutar más, si cabe, de la vida misma.

Y es ahí donde vuelvo al principio de mis palabras, tanto ejercicio, tanto ir de acá para allá…¡y con este calor!!! No, mi humor no mejora demasiado con el calor, pero con un motor de tres caballos que ya los quisieran para los coches de  F1, solo me queda  auto convencerme de que no estoy tan mayor y de que no hay mal que por bien no venga.

Jarabe De Palo

 

Hicimos de la palabra nuestro lugar de encuentro y del silencio nuestro desencuentro…

YouTube – Dueño de mi silencio Jarabe De Palo
 

Maybe that is so true!

QUIZAS FUESE LO MEJOR…SEGUIR SIENDO UN LOCO, QUIÉN SABE… LAS COSAS SON ASI

YouTube – Michael Buble – Kissing A Fool
 

Imposibles


No puedo, es así de simple.
Dolorosamente simple. No puedo buscar ni encontrar, no puedo dejar de pensar,
no puedo…simplemente no puedo.

No puedo seguir sin caer, no
puedo caer sin lastimarme, no puedo dejar de sentir dolor.

No puedo mirar sin ver, no puedo
oír sin escuchar, no puedo cruzarme de brazos y descansar.

No puedo entender el día a
día, no puedo escabullirme de la locura, no puedo aislarme del mundo.

No puedo permanecer aquí, no
puedo marcharme lejos, no puedo estar y ser sin ser ni estar.

No puedo deshacerme de mis
cadenas, no puedo dejar de encadenarme, no puedo pedir ayuda.

No puedo volver el rostro,
no puedo mirar las caras, no puedo mantener la calma.

No puedo nadar y guardar la
ropa, no puedo volar sin perder el norte, no puedo comprender nada más.

No puedo, es así de simple.
Dolorosamente simple. No puedo distinguir el día de la noche, no puedo separar corazón
y cabeza, no puedo…simplemente no puedo.