Archivo mensual: octubre 2012

SOÑAAANNNDO….

Blanco,
quiero todo blanco
aséptico, prístino.
 
Blanco el cielo
cubierto de algodonosas  nubes
sobre un azul intenso, diáfano.
 
Blancos los árboles y los campos
blancas las casas sobre blancas ciudades.
 
¡¡Blanco, blanco, blanco!!
 
El mundo bajo una capa de pintura blanca.
Tengo los ojos cansados de tanta noche, de tanta cerrazón.

 

 

 
Anuncios

Unos días de descanso… o no.

Cuando amanece, también lo hace nuestro ánimo, nuestros créditos para el nuevo día. Que se van agotando a medida que las horas lo empujan hasta el ocaso. Cuando amanece, la gente camina reservada, aun saboreando el calor de las mantas y quizás intentando retener dulces sueños, o riéndose de las negras pesadillas, espantándolas.

Odio madrugar, pero me gusta la sensación de salir a la calle cuando todavía es de noche, muy temprano, tanto, que somos pocos los que cruzamos nuestros pasos rumbo a la obligación diaria. Pocos los que vamos familiarizándonos con los rostros soñolientos que encontramos, que miramos con cierta complicidad al reconocernos cautivos de la misma rutina.

Y aun cuando el cielo amenaza tormenta, o salimos paraguas en mano, me gusta sentir que brilla un particular sol en la sonrisa fraterna que uno de esos madrugadores te regala de pronto, haciendo que te sientas menos condenado y un poco más dispuesto a no perder la fe en la gente que a veces solo se nos aparece como una masa sin identidad incapaz de avanzar y complicando nuestros pasos. Hoy ha amanecido de forma prometedora, la perspectiva  de unos días de descanso hacen de la rutina, algo diferente, apetecible. Uno se llena de planes, propios y ajenos, pero que hace que nos mantengamos especialmente atentos a cada minuto para atesorarlos con usura.

 

 

Pensamientos….

¿Dónde mueren los sueños?

En un lugar llamado miedo

¿ De vuelta…?

Estoy en una etapa estéril. Todo a mi alrededor es un caos y soy incapaz de centrarme en algo que logre llevar a buen puerto. Supongo que se debe a que uno se esfuerza tanto en sobrevivir y tirar de la balsa en la que ha embarcado su pequeño mundo que no se tiene tiempo ni de soñar, ni de pensar y mucho menos de meditar.

Ésto último aun menos. meditar en estos tiempos resulta algo peligroso y altamente perjudicial para la salud mental. Porque nos hace realmente conscientes de toda la mentira en la que vivimos, la que nos quieren vender y lo realmente desesperado que resulta intentar luchar contra corriente cuando todo parece rendido, resignado allá donde la vista alcanza.

esta semana es más corta  y esa perspectiva ayuda a que el optimismo germine dentro de uno y la positividad vaya contagiando todo lo que se vive.

bueno, solo es lunes, pero es como si ya coronase la mitad de la  semana tras un fin de semana descansado. Hace frío pero luce el sol, no está nada mal para empeza.

 

 

 

¡Que calle el mundo entero!¡Que se calle!

¡Que se detenga el pulso mismo de la vida!

¡Que se congele el infierno, el cielo estalle!

¡Que se desangre el dolor en esta herida!

 

Porque arrancaron tu tiempo sin aviso

y aun me estremece el tibio roce de tu aliento

dime en qué soplo y en qué instante preciso

dejará de morderme lo que siento…